Turismo Cusco Perú
Contáctenos
  • +51 954663680
  • +51 954663680
  • reservas@turismocuscoperu.com
  • comercial@turismocuscoperu.com
Turismo Rural en Cusco

Con el tiempo la Región Cusco ha ido ampliando su oferta de atractivos de modo que hoy, a lo arqueológico y cultural, se va sumando un conjunto de emprendimientos comunitarios que llaman al viajero a conocer la vida de los Andes del sur desde el corazón de la historia, a través de la convivencia, el intercambio, el conocimiento de prácticas agrícolas ancestrales, de cultos y ceremonias, y de obras de artesanía de extraordinario valor, especialmente los textiles.

 

En el Valle Sagrado se diseminan hermosos pueblos coloniales que se crearon como reducciones de indios, y que hoy muestran su mestizaje en arquitectura, arte y cultura viva. Allí están Chinchero  y sus tejedores, Pisac y su feria artesanal, Urubamba y su cosmopolitismo y Ollantaytambo, con su fortaleza y pueblo inca vivo. En estos territorios, en el valle bajo y en sus alturas, diversas comunidades han creado productos de turismo rural y vivencial que asombran a propios y extraños. Cada uno de ellos es un mundo en sí mismo, y en conjunto, componen una forma inédita de conocer la región más tradicional de los Andes sudamericanos.

 

Raqchi

 

Uno de los proyectos  de turismo vivencial más interesantes del Perú se encuentra a medio camino de Cusco y Puno, cerca de la ciudad de Sicuani. Pasar allí unos días permite al viajero descubrir un museo vivo donde lo ancestral mantiene su vigencia en distintas expresiones de cultura, como la cerámica, la música, la danza, la gastronomía, la indumentaria. Parte de la comunidad es el magnífico templo inca dedicado a Wiracocha.

 

Pacha-Paqareq

 

A partir del despegue de Raqchi, tres comunidades ubicadas entre el Cusco y Puno (Patabamba, Chillca y Kharhui) decidieron formular sus propios proyectos, y con el apoyo del programa Corredor Sur (FIDA y FONCODES) dieron forma a su iniciativa. Estas comunidades vienen actuando con el acompañamiento de Raqchi, conscientes de que funcionar como una red es la estrategia más conveniente, pues de esta manera se ofrece al viajero una gama variada de experiencias comunitarias, cada una con sus propios atractivos.

 

Chinchero

 

El pueblo de Chinchero es uno de los puntos obligados de toda visita al sur andino. Deslumbra por su arquitectura tradicional mestiza y su atmósfera tranquila y apacible. Es célebre también su mercado artesanal que originalmente se llevaba a cabo ciertos días de la semana, y donde dominaba el trueque entre los comuneros. Hoy, con la llegada del turismo, el mercado es un evento estable que se ha enriquecido gracias a un emprendimiento para el rescate del tejido tradicional.

 

Chahuaytire y el Parque de la Papa

 

A 45 minutos de Pisac se ubica la comunidad de Chahuaytire, tierra de tejedores que han sabido mantener viva su cultura.

 

Se dice que cuando llegaron los conquistadores al Cusco se asombraron al ver que los nativos cuidaban sus tejidos tanto o más que su valioso oro. Es que el textil tradicional cusqueño es un tesoro porque estructura una memoria, la que se actualiza en cada una de las finísimas piezas que salen de los viejos telares.

 

Willoc y Patacancha

 

Estas comunidades, próximas a Ollantaytambo, son puntos privilegiados para conocer el proceso del valioso tejido tradicional cusqueño. Pero además, abren al viajero las puertas de un mundo que en mucho se asemeja a como vivía una cultura local hace quinientos años y a la vez, nos muestra una dinámica modernidad. Aquí los comuneros están encontrándose con el turista como una forma de integrarse a una sociedad mayor que los respete como iguales, a partir del reconocimiento de su diversidad.

 

Cusco Cautivador (3 días / 2 noches)